Press ESC to close

Cinco trucos caseros para acabar con las moscas en casa

Trucos sencillos y realmente eficaces para evitar que estos insectos invadan nuestro hogar

Además, no podemos evitarlas, pues se encuentran en todos los lugares de la Tierra salvo aquellos con frío extremo o altitud extrema. La llegada del calor es un factor que aumenta su proliferación, pues es cuando más cómodas se sienten. Las moscas, además, pueden llegar a ser transmisoras de enfermedades.

En la calle poco podemos hacer, pero dentro de nuestro hogar o de nuestro establecimiento -donde la presencia de moscas otorga, además, muy mala imagen-, podemos aplicar remedios caseros para ahuyentarlas como los siguientes:Bolsas de agua colgadas

¿Quién no ha visto en establecimientos bolsas de agua llenas hasta la mitad y colgadas del techo por una cuerda? Se trata de un remedio para espantar a las moscas. El motivo es que el agua en la bolsa produce reflejos con los colores del arcoiris que espanta a estos insectos. Esta es la misma razón por la que vemos también CDs colgados en algunos balcones, ventanas o tendederos.Plantas aromáticas

Si queremos tener un olor agradable en casa y luchar contra la presencia de moscas, podemos disponer en las zonas por donde creemos que pueden entrar unas plantas que desprendan olores aromáticos. Este tipo de ambiente hará que no se acerquen. Lavanda, menta, romero o eucalipto pueden hacer una importante función.

Trampa con vinagre

Cómo fabricar la trampa para atrapar moscas

Se trata de un truco poco utilizado porque el olor no es agradable para la persona pero, con este líquido, tienes en tu mano otra forma de alejar a las moscas, en este caso en forma de trampa, pues a ellas sí les gusta el olor. El truco consiste en partir una botella de agua por arriba y verter sobre ella cuatro centímetros de vinagre. Después, debes colocar el cuello de la botella de nuevo, pero al revés, en forma de embudo y abierta, para que penetren hasta el vinagre. Después, este líquido las aturde, por lo que les será muy complicado volver a salir.

Ajo o limón con clavos

El limón es un alimento que ahuyenta a las moscas. Por ello, un buen remedio es partir uno por la mitad y colocar en cada una varios clavos de olor. Después, pondremos esos limones en las ventanas para que no entren o, directamente, sobre la mesa del jardín donde vamos a comer para que no se acerquen. También poner un ajo pelado en los lugares que pueden servir de entrada, hará que se espanten porque el olor les resulta desagradable.

Mantener limpio el hogar

Evidentemente, el remedio más importante y sencillo es empezar por no tener nada que las atraiga. En ese sentido, resulta imprescindible no tener deshechos de basura o de agua estancada, principales focos a los que se acercan estos insectos. Por ello, si el cubo de la basura está tapado, mejor.