Press ESC to close

Qué hacer para que tu casa huela bien siempre

Destierra los malos olores de tu hogar de manera rápida y por más tiempo

Un hogar sin malos olores.

Cada casa tiene un olor característico, pero cuando los malos olores dominan tu hogar debemos tomar cartas en el asunto. No dejes que tu ’santuario‘ se llene de molestos olores que impidan que te sientas a gusto y cómodo en tu propia casa. Disfruta de tu hogar y hazlo más acogedor para ti y tu familia o compañeros de piso.

No siempre resulta sencillo mantener el aroma a limpio, por ello te damos una serie de consejos para que dure por más tiempo. Ventilar tu hogar todo los días te ayudará y también las siguientes técnicas y productos:

1. Ambientadores caseros: Con un simple gesto podemos fabricar numerosos ambientadores para salir del paso. Agua y limón, aceites esenciales, aceite de lavanda, suavizante y bicarbonato. Una vez tengas la mezcla en el pulverizador rocía la casa de vez en cuando para evitar que aparezcan los malos olores.

2. Velas aromáticas: Elige un aroma que te encante para que inunde tu casa y busca una zona concreta que colocarla para que la fragancia se expanda bien por todos los rincones. Son perfectas para cuando esperas visita o incluso como elemento decorativo.

3. Hierbas aromáticas: Basta con tocarlas de vez en cuando para que se desprenda su olor y mantenga el frescor en tu hogar. Es una manera de conseguir un olor natural, pero necesitarás cambiarlas frecuentemente.

4. Saquitos aromáticos: Puedes incluso preparalos tú mismo con lavanda, romero o cualquier otra hierba aromática. Para ellos te recomendamos utilizar una tela tramada (lino, organza) que transpiren y colocarlos en armarios o cajones.

5. Carbón vegetal: Perfecto para casas con humedad porque neutraliza hasta los olores más fuertes. Aunque vivas en una casa seca también puedes emplearlo para eliminar el olor a humedad de los armarios u otros lugares similares.

6. Bicarbonato de sodio: Llena un recipiente con un poco de bicarbonato sódico con jugo de limón en varias estancias para neutralizar los malos olores, incluyendo la nevera.

7. Suavizante en la cocina: Es una estancia sensible a acoger malos olores. Por mucho que ventiles o pongas el extractor hay veces que resulta insuficiente. Te proponemos calentar medio cazo de agua con la dosis de suavizante que utilizarías para poner un lavadora. Recuerda aquí cómo mantener tu vitrocerámica libre de manchas.

8. Vinagre: El fregadero es otro de los sitios que acumulan malos olores, para acabar con ellos puedes calentar una taza de vinagre con sal gorda y bicarbonato y tirarlo por el fregadero.

9. Purificador de aire: Si tienes mascotas y tu casa huele al animal puedes hacer uso de un purificador de aire que elimine esos molestos olores y los sustituya por una agradable fragancia. Así acabarás con el mal olor y también con las bacterias o virus que haya en el ambiente. Es una opción muy efectiva, aunque no apta para todos los bolsillos.